Final de una etapa.

Llegó el momento, habéis terminado una etapa, una etapa que comenzó hace nueve años cuando entrasteis en infantil, asustados, porque no sabíais con qué os ibais a encontrar. Ahora  volvéis a estar ante otra puerta y detrás…lo desconocido, un poco asustados pero a la vez ilusionados. Pasáis de ser los mayores del pabellón a ser los pequeñines del edificio de los MAYORES.

Hoy os vais, no podemos retrasarlo más. Lleváis un baúl, todavía medio vacío, pero con muchos recuerdos, ilusiones, sueños cumplidos y algunos por cumplir…os deseamos que todos esos sueños se hagan realidad. A nosotras nos dejáis vuestras risas, ilusiones, miradas, algunos disgustillos, pero no os preocupéis , todo ello estará bien guardado en nuestros corazones, sabed que esto no es una despedida, siempre estaremos aquí cuando necesitéis volver a por un achuchón, cuando ese pabellón de arriba se os haga grande o estéis asustados.

Es por eso que debemos hacer que la despedida no sea un "adiós" que sea un "hasta siempre".

Y gracias por dejarnos otra página de vuestra historia que forma parte de nuestra historia.